22 de abril de 2020

50 Aniversario del Día de la Tierra

Los 49 años anteriores han sido del todo diferentes a este, para la celebración del Día de la Tierra. Uno de los principales entes vivos del planeta capaces de generar cambios en el planeta ha detenido su movilidad, los seres humanos. Ante la presente contingencia sanitaria la especie humana se ha detenido y ha mostrado como, en un corto lapso de tiempo la naturaleza puede repoblar sus espacios.

A lo largo de los últimos 50 años, hemos recibido una serie de advertencias de nuestro actual desarrollo. Desde la Primavera Silenciosa publicada en 1962 de la bióloga Rachel Carson (1907-1964), abordó uno de los problemas más graves que produjo el siglo XX: la contaminación que sufre la Tierra. Utilizando un lenguaje transparente, el rigor propio del mejor análisis científico y ejemplos estremecedores, Carson denunció los efectos nocivos que para la naturaleza tenía el empleo masivo de productos químicos como los pesticidas, el DDT en particular.
Como en 1970 el Club de Roma, una asociación de empresarios, científicos y políticos, encargó a investigadores del MIT, bajo la dirección del prof. Dennis L. Meadows. Los resultados fueron publicados en marzo de 1972 bajo el título “Los Límites del Crecimiento”. Sus redactores firmaban que… “Si la industrialización, la contaminación ambiental, la producción de alimentos y el agotamiento de los recursos mantienen las tendencias de crecimiento de la población mundial, alcanzará los límites en el curso de los próximos cien años. El resultado sería un súbito e incontrolable descenso, de la población y de la capacidad industrial“. En 1970 la población era de 3.600 millones y la tasa de crecimiento de 2,1% anual, que correspondería a un periodo de duplicación de 33 años (2003), es decir, 7.200 millones de habitantes, con una tasa era del 1,2%, por lo que podríamos deducir que en el 2061 la población mundial será de unos 14.400 millones de personas. En el 2020 somos 7, 780 millones de personas.
Y el documental La Verdad Incomoda de Al Gore publicado en el 2006 nos muestra cómo ha cambiado el mundo debido al calentamiento Global. Como los grandes glaciares hace 10 años ha desaparecido más del 40% del hielo y la nieve de estos. También nos muestra ejemplos de lagos, ríos y los mismos polos que cada vez tienden a desaparecer debido al calentamiento global. Al Gore asegura que la cantidad de CO2 en la atmosfera es causada por el hombre y que entre más CO2 en la atmosfera se crea el efecto invernadero (no permite que los rayos solares salgan de la atmosfera) y esto trae como consecuencia mayor temperatura en la tierra y que este aumento crece de forma exponencial. El descongelamiento de los polo hace que el nivel de los océanos suba (si una extensión del tamaño de Groenlandia se derritiera, el nivel aumentaría 6 metros).
Una crisis sanitaria, de la cual no sabemos su desenlace, que nos ha orillado a una crisis económica, nos lleva a una nueva reflexión sobre las alarmas globales. La capacidad actual de movilización de la especie humana ha sido el principal factor de la expansión de lo que pudo haber sido una epidemia local a una pandemia global, cuya velocidad de expansión en el mundo generó la actual crisis sanitaria que rebasó cualquier servicio médico de cualquier país.
Es un hecho, requerimos hacer una llamada enérgica a la conciencia en lo individual sobre la huella ecológica considerada como un indicador del impacto ambiental generado por la demanda humana que se hace de los recursos existentes (hábitos de consumo) en los ecosistemas del planeta, relacionándola con la capacidad ecológica de la Tierra de regenerar sus recursos. Esa es la consigna en este 50 Aniversario del Día de la Tierra.
Biól. Mauricio Cervantes A. Asesor para la CEDES



23 de abril de 2020

El Papel de los Insectos

Hola, soy un insecto y fui invitado a hablar de nuestra Clase, somos del Filo Artrópoda y pertenecemos al Reino animal. Nos disgusta que nos digan “bichos”, pues es un apodo que a veces se usa de manera despectiva. Los insectos somos el grupo de animales más diversos y abundantes del planeta con un millón de especies descritas, más que todos los demás grupos de animales juntos, y con estimaciones de entre seis y diez millones de especies no descritas, es decir, representaríamos más del 90 % de todas las formas de vida del planeta. Nos encontramos en casi todos los ambientes del planeta, aunque solo un pequeño grupo de insectos se ha adaptado a la vida en los océanos. A los que nos estudian se les llama entomólogos. Los insectos constituimos una de las clases de animales que más interactuamos con las actividades humanas. Los insectos somos útiles porque proveemos miel, hasta de la flor de mangle hacemos miel, y para algunos somos alimento, pero también somos venenosos, a veces somos plaga y transmisores de enfermedades mortales.
Somos polinizadores. Hace millones de años que las plantas con flor y los insectos tenemos una asociación a través de un mecanismo de coevolución muy singular que nos hace codependientes uno del otro. Somos alimento (desafortunadamente). Siempre hemos formado parte de la dieta humana, se consumen en los trópicos, debido a que en esas regiones los insectos son más abundantes y grandes, como los deliciosos Gusanos de maguey. También como medicina. Nuestros productos se usan como remedio para usos terapéuticos; en la medicina tradicional y algunos nos usan como amuletos, hechizos, etc. Algunas culturas nos usan como ingredientes de recetas o como elementos terapéuticos en el tratamiento de enfermedades tanto físicas como espirituales, y hasta en rituales. También a veces somos plaga. Como una estrategia de control poblacional de alimento u otras especies abundantes. Por ejemplo, mi amigo el gorgojo, se vuelve abundante porque hay mucho alimento, como en los cultivos de frijol, maíz y trigo. Y ¿por qué son abundantes estas semillas? Porque son alimento para los humanos.



En el Área Natural Protegida del Estero El Soldado, en su zona desértica, vivo yo. Soy una avispa del género Pepsis. Los humanos me llaman avispa mata tarántulas y les explico, soy una hembra que capturo, y paralizo a las tarántulas, las llevo a mi nido, y les coloco con mucho cuidado un solo huevo depositado en el abdomen de las tarántulas, bloqueo la entrada del nido para que la tarántula no pueda salir. Cuando mi larva eclosiona o rompe el huevo, crea un pequeño agujero en el abdomen de las tarántulas, entonces entra en el abdomen de la tarántula alimentándose vorazmente, evitando órganos vitales tanto tiempo como le sea posible para mantenerla viva. A lo largo de varias semanas, mi “larvita” se convierte en pupa. Y finalmente, en adulto y emerge del abdomen de la tarántula.

Hay cerca de 6 000 especies de libélulas, caballitos del diablo, 20 000 de saltamontes, grillos, 120 000 de mariposas y polillas, 160 000 de moscas, mosquitos , 9 800 cucarachas, termitas, mantis, 5 200 piojos, 1 900 pulgas, 82 000 de chinches, pulgones, cigarras, 375 000 de escarabajos, mariquitas, y 153 000 de abejas, avispas y hormigas. Aunque, actualmente la biodiversidad de los insectos disminuye. Sin embargo, te invito, ven al Área Natural Protegida del Estero El Soldado y comprueba la variedad de insectos que tenemos. Atte. Pepsis, la avispa.

Biol. Mauricio Cervantes A. Asesor externo para la CEDES.


24 de abril de 2020

El Cambio Climático y los Esteros

El 2020, un año interesante y reflexivo para conmemorar el Día de la Tierra, el tema central de este año es Acción Climática. ¿Pero qué es acción climática?, para ello debemos aprender de cambio climático, qué lo causa, cuáles son las consecuencias, y que podemos hacer en nuestra vida diaria para mitigar sus efectos en la escala local.
El grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático (IPCC, Intergovernmental Panel on Climate Change) describe al cambio climático, como un cambio en las propiedades del clima (por ejemplo, el promedio de Temperatura) identificado utilizando métodos estadísticos en un periodo extendido de tiempo. Este cambio puede ocurrir por causas naturales o por actividades humanas, o el conjunto de ambas. Científicos en todo el mundo han realizado trabajos de investigación para entender este fenómeno global. En 1896, Svante Arrhenius describió como el CO2 (dióxido de carbono) tiene la capacidad de absorber y reflejar la radiación de onda larga (calor) emitida por la superficie Terrestre, por lo tanto, el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera asemeja el efecto de un invernadero.

Los gases de efecto invernadero como el CO2, son el resultado de actividades en donde se utilizan combustibles fósiles. Y son muchas las actividades que utilizan combustibles fósiles, por ejemplo: el ensamblaje del teléfono que usamos; y las instalaciones donde están los servidores y computadoras en donde se guarda la información que tenemos en Redes Sociales y la cuál vemos en nuestro teléfono; y los aires acondicionados para mantener refrigerados esos servidores; y la gasolina que las personas utilizan para transportarse a su trabajo para mantener operando esos servidores.
El incremento en la atmósfera de la concentración de CO2 derivado de las actividades humanas ha sido de 300 ppm en 1950, a 411 ppm en 2019. Y aunque este CO2 es una pequeña fracción (0.04%) del total de los gases en la atmósfera, tiene una gran capacidad para retener el calor que es emitido por la superficie. Es como cuando usamos ropa térmica, que es delgada, pero retiene nuestro calor corporal. Por lo tanto, al incrementar la concentración de CO2 en la atmósfera, incrementa también la temperatura de la superficie Terrestre.

El incremento de la temperatura en la superficie, genera un efecto dominó en múltiples procesos tanto en la superficie terrestre, como en la atmósfera. Solo po
r mencionar algunos ejemplos, cambios en la frecuencia e intensidad de la precipitación (lluvia), que pueden llevar a la mortandad de árboles, o un aumento e intensidad en incendios forestales como los que observamos hace poco en Brasil y Australia.

En ecosistemas marinos y costeros el incremento de la temperatura superficial del océano puede generar cambios en el movimiento y mezclado del agua. El movimiento del agua influye en la cantidad de nutrientes y luz que son utilizados por organismos productores como el fitoplancton, los pastos marinos, y los arrecifes de coral. La falta de nutrientes o luz, puede poner en peligro la biodiversidad de estos ecosistemas.

Sin duda, el cambio climático representa uno de los retos más importantes que enfrenta la humanidad. Todos podemos contribuir a mitigar los efectos realizando acciones pequeñas, que en comunidad son grandes. Como: apagar un equipo eléctrico cuando no lo estemos usando, apagar la luz cuando no la necesitemos, reducir el uso de plástico y desechables, llevar nuestra bolsa de tela cuando vamos a comprar algo, consumir productos locales, no comer ningún producto animal un día a la semana, usar tecnología de bajo consumo energético, etc.


Por: Dra. Zulia M. Sánchez Mejía
Investigadora Titular del ITSON Campus Obregón, Son.



25 de abril de 2020

Biodiversidad y Salud Humana

Desde la antigüedad se ha sabido que la salud del ser humano ha estado estrechamente ligada con las condiciones de su entorno; ¿y que es su entorno? Nada más y nada menos que la biosfera, comprendida como aquella porción de nuestro planeta que contiene la biodiversidad, incluyendo al hombre. Ahora bien, la biodiversidad se entiende como una gran dimensión que está conformada por los seres vivos, o sea los hongos, bacterias, protozoarios, plantas y animales, ya sean estos terrestres o acuáticos, incluyendo los del medio ambiente marino. Pero también se conforma por los ecosistemas dónde éstos viven y también incluye a su genoma, es decir el conjunto completo del ADN o material genético de cada especie.
En resumen, las agresiones y pérdidas que sufre la biodiversidad, ya sea de forma natural u ocasionadas por el hombre, tienden a revertir efectos preocupantes hacia la salud de los seres vivos, inclusive el humano.

José Sarukhán, actual Coordinador Nacional de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad, la CONABIO, en su reciente conferencia virtual del lunes 20 de abril, expresó que la perturbación de los ecosistemas, como los bosques, selvas, pastizales, desiertos y humedales, afectan de manera directa los soportes vitales y funciones básicas de la vida de los seres vivos. El hombre, como el Homo sapiens, aunque es un ser vivo recién llegado al planeta (apenas tiene entre 250,000 a 280,000) ha originado un gran impacto negativo al planeta y su biodiversidad, más aún que las plantas y los animales que llevan varios millones de años en el planeta, sin contar las formas primitivas de vida, considerando que ésta apareció en el planeta durante el Cámbrico, hace unos 550 millones de años.

Sarukhán hace también mención de la importancia de los servicios primordiales que brinda la biodiversidad, el más importante es quizás la producción de los alimentos (agro biología) y el oxígeno que respiramos, a través de la fotosíntesis, sin mencionar que también ayudan a absorber el dióxido de carbono de la atmósfera; pero también producen los combustibles básicos (carbón y madera), producen y purifican el agua dulce que bebemos, producen fármacos naturales de las plantas, hongos y algunas bacterias, y ayudan al reciclamiento de los nutrientes en el suelo. Ocasionan también el control de organismos polinizadores y dispersores de semillas, regulan el clima y dan protección ante los fenómenos meteorológicos, como inundaciones y ciclones.

En este sentido, las causas subyacentes a los efectos que se revierten y afectan la salud humana, se sustentan en las siguientes causas, muchas ocasionadas por el hombre: en primer lugar el aumento de la población humana; seguido de la desertificación y sequía, los incendios forestales, el cambio del uso del suelo, la deforestación y uso no regulado de los recursos naturales (pesca, agricultura, silvicultura, etc.) que en grado extremo han ocasionado la extinción de algunas especies, el turismo y la minería, por citar algunos; y la primera señal que estamos recibiendo es el incremento gradual de la temperatura promedio del planeta, por un exceso de la emisión de los llamados gases de efecto invernadero (GEI); el natural que es el vapor de agua, pero los otros ocasionados por el ser humano como en dióxido de carbono y el metano, por un uso desmedido de los combustibles fósiles.

Ahora bien, hablando de todos estos efectos en la salud humana, Sarukhan señala que, aproximadamente el 75% de los patógenos infecciosos que han afectado al humano, estuvieron antes en otra especie no humana, como algunas plantas (plaga) o animales (peste); y que estas perturbaciones a la biodiversidad ocasionaron desequilibrios y finalmente la dispersión de nuevas enfermedades al humano. Dos ejemplos por su relevancia debido a las grandes devastaciones de la humanidad de los siglos XIII y XIV son la peste negra o bubónica y la malaria o paludismo; la primera ocasionada por la bacteria Yersinia pestis, huésped común de las pulgas, cuyos restos fosilizados se encontraron en ámbar y datan de hace unos 20 millones de años; y la segunda por un protozoario llamado Plasmodium malarie, cuya población aumentó debido a la deforestación de selvas y bosques tropicales, como en el Amazonas. Ambos provenientes de escenarios zoonóticos que afectaron al humano y dejaron un profundo daño en la población antigua.
No hemos abordado las enfermedades virales; esa es otra dimensión más compleja; recordemos que lo virus no son organismos como las bacterias, hongos o protozoarios, sino son complejas moléculas de nucleoproteínas recubiertas de lípidos y que en su interior guardan moléculas de ácidos nucleicos (ARN y ADN). Los virus no sobreviven en vida libre, necesitan infectar una célula para sobrevivir y recombinarse con su material genético.
En la actualidad se conocen cerca de 1,415 patógenos que causan enfermedades en los humanos. Cerca de tres cuartas partes de éstos vienen de hospederos no humanos, afectando más a organismos depredadores carnívoros que a presas, siendo éstas últimas los hospederos y vectores de la mayoría de las enfermedades, como los roedores; y el número sigue aumentando año con año.

M. en C. Raúl E. Molina Ocampo
Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora

26 de abril de 2020

El Centro de Visitantes del Estero El Soldado, Un sueño hecho realidad.

En 1996, nace la posibilidad de crear una protección legal para el estero El Soldado, pensando en sus diversas vocaciones: Un sitio costero con vida silvestre exuberante, un laboratorio natural destinado a la enseñanza e investigación y un sitio de recreo cercano entre la ciudad de Guaymas y el floreciente destino turístico de San Carlos.

Finalmente, después de innumerables intentos y diferentes estrategias se declara como Área Natural Protegida al Estero El Soldado el 18 de mayo de 2006, publicado en el Boletín Oficial del Estado de Sonora. En el 4to objetivo de conservación del ANP dice: Fomentar la conciencia ecológica de los habitantes de Guaymas y San Carlos, mediante el establecimiento de programas de sensibilización y cuidado de flora y fauna silvestre, así como la creación de áreas destinadas a la educación e interpretación ambiental y el establecimiento de zonas de esparcimiento y recreación.

Este objetivo nos permite por ley, materializar un sueño: La construcción de un Centro de Visitantes para poder brindarle al visitante niño, joven y adulto un espacio donde de educación, sensibilización y conocimiento sea un elemento formativo de respeto de la vida silvestre y el entorno natural. Y plasmar en el visitante la consigna o el mandato “… de que un ecosistema no requiere ser protegido, si se respeta”.

En el año 2007, se consiguieron recursos para iniciar la obra de construcción, una donación por parte de un magnate de California donó recursos para iniciar la obra. Se realizó un concurso entre tres firmas constructoras de Hermosillo, Cd. Obregón y Guaymas, teniendo como base que tuviera forma de pentágono y el exterior se mimetizará con el paisaje. La Arq. Martha Sandoval, de Guaymas ganó el concurso. ¿Y por qué en forma de pentágono? porque tenemos una mayor superficie de construcción y tiene una connotación mítica: El pentágono es un polígono de cinco lados iguales y cinco ángulos iguales. El pentágono está relacionado con el número de oro. Si hacemos ED = 1, AC será igual al número de oro. El triángulo ADE se llama triángulo áureo, porque el cociente entre los lados mayores y el lado menor es el número de oro. Y además, era el símbolo de los pitagóricos.

En el año 2013, se terminó su construcción, como se muestra en el plano, se han realizado infinidad de eventos y hemos contado con la visita de un primer mandatario de México. Antes de su terminación y a lo largo de 13 años, hemos contado con la visita aproximada de 35 mil estudiantes y 45 mil turistas. Hemos realizado 2 congresos de investigación donde se han presentado más de 30 trabajos recientes sobre el Estero El Soldado. Se han realizado más de 18 tesis de licenciatura y maestría y al menos una veintena de artículos y documentales periodísticos donde aparece nuestro Centro de Visitantes.

Recientemente, recibimos el apoyo para subir un escalón más, en la escalera de la sustentabilidad y desde el 2018, contamos con energía eléctrica derivada de paneles solares, es decir, desde el 2018, cada vez que conectamos o hacemos uso de la energía no emitimos gases de efecto invernadero a la atmósfera. Y seguimos creciendo, El Centro de Visitantes es como un Museo de Historia Natural y este 2020, en uno de nuestros pasillo estamos creando tres murales que abarcan 7 metros lineales con la exposición de la presencia humana en el estero y sus alrededores, desde tiempos prehistóricos hace 12 mil años hasta nuestro días. Ven y conoce el Centro de Visitantes y su privilegiada vista del paisaje.

Biól. Mauricio Cervantes Asesor Externo para la CEDES

27 de abril de 2020

El origen de la vida y el océano

Al hablar del “Origen de la Vida” nos adentramos en un campo llanamente controversial. El ser humano ha establecido dogmas y paradigmas entorno a este tema; dos grandes visiones del pensamiento la establecen: primero mediante la “Teoría del Creacionismo” que sustenta el idealismo del origen del universo y la vida a partir de la intervención y creación divinas; dogmatismo únicamente respaldado en la fortaleza de la fe y las creencias culturales y religiosas. Esta creencia tiene una gran aceptación y hoy en día se encuentra esparcida por todo el mundo. El segundo es la “Teoría de la Evolución Biológica” a través de la selección natural, la cual arroja evidencias científicas firmes de que este gran acontecimiento del tiempo geológico, que lleva unos 4,000 millones de años, tuvo lugar a través de los procesos de biología evolutiva.

Para efectos prácticos por la existencia de la evidencia científica, este artículo abordará el tema del origen de la vida a partir de la teoría de la evolución biológica, cuyos exponentes más renombrados son Charles Darwin y Alfred R. Wallace, quienes revolucionaron éstas ideas a partir del siglo XIX, y posteriormente por Aleksandr I. Oparin y Stanley L. Miller, quienes en el siglo XX demostraron éstas ideas, con evidencia científica, de que la vida en nuestro planeta se originó en los océanos primitivos a partir de la conjunción química y en presencia de energía electromagnética, de los elementos esenciales presentes en el caldo primitivo, como el Carbono (CH4), Oxigeno (H2O), Hidrógeno (H2) y Nitrógeno (NH3); este último componente fundamental en la síntesis de los primeros compuestos orgánicos primitivos, precursores de los aminoácidos y las moléculas polipéptidas primarias que dieron origen a las proteínas estructurales y otros compuestos de función metabólica en el océano primigenio, hace unos 4,000 millones de años.

Ahora bien, una variante reciente, resultado de la exploración submarina del mar profundo, arroja información científica que refuerza las teorías del origen de la vida formuladas desde el siglo pasado; es nada más y nada menos que el descubrimiento y estudio de las chimeneas o ventilas hidrotermales, a las que se tuvo acceso mediante el uso de sondas robóticas y vehículos tripulados (DSRV). En el Océano Pacifico y particularmente dentro del Golfo de California, se encuentran ampliamente documentadas las campañas oceanográficas realizadas en la cuenca de Guaymas por el Instituto Oceanográfico Woods Hole (WHOI) en diversas incursiones entre 1979 y 1987, utilizando la sonda robótica Jason y el sumergible tripulado Alvin.

El Dr. Luis A. Soto González, científico mexicano retirado del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM, quien participó en varias ocasiones en las campañas del Golfo de California, menciona en sus memorias que, se encontraron en estos lugares y a esas profundidades (hasta 1,600 m) donde no llega la luz solar que favorece que las plantas realicen la fotosíntesis - como proceso biológico de los organismos autótrofos para producir alimento y oxígeno – la base del sistema trófico es la quimiosíntesis, o sea la producción de la energía del sistema trófico es generada por bacterias sulfo oxidativas (como las del género Beggiatoa) en ambientes en ausencia de oxígeno y en presencia de sulfuros, anhídridos y nitrógeno; muy similar a nuestra atmósfera primitiva antes de la aparición de la vida, cuando las primeras moléculas orgánicas formaron las proteínas primitivas que estructuraron las primeras formas de vida. Siendo así, es aceptada la hipótesis de que la vida se originó en el mar. No en vano la superficie total ocupada por océanos y mares representa aproximadamente el 71% de la superficie del globo, o lo que equivale a decir, 354 millones de kilómetros cuadrados.

Gracias al empleo de naves oceanográficas tripuladas, los secretos del mar profundo están siendo paulatinamente desentrañados.
Los científicos integrantes de las convenciones mundiales sobre la diversidad biológica de las Naciones Unidas, así como de la corriente filosófica sobre la Biología Evolutiva coinciden en aceptar que el primer ancestro de vida apareció hace millones de años en el océano mundial; debió ser un organismo procariota muy similar a las algas azul-verde o cianobacterias de hoy en día. Posteriormente, a través de la evolución y la selección natural aparecieron organismos más complejos, hasta los peces; se cree que el eslabón entre organismos marinos y terrestres lo constituyen formas primitivas de animales proto-anfibios que, necesitaban completar su ciclo de vida en los medios acuático y terrestre, hasta que aparecieron los primeros animales pulmonados que abandonaron el océano para conquistar la tierra.

Este proceso se menciona de una forma muy simple y general, pero hay que entender en el proceso filogenético de la evolución se observan dos características muy notorias: la primera es que la evolución, de acuerdo con la anatomía comparada, conlleva a la especialización de un sinnúmero de formas que, entre los organismos suelen ocasionar una gran explosión de variedades de analogías y homologías de la funcionalidad de la forma. La otra, más inequívoca, es que el proceso evolutivo tarda millones o miles de millones de años en concretarse. Durante ese tiempo la evolución nos llevó a ser los organismos complejos que somos hoy: compuesto por 60 trillones de células con una impresionante capacidad de auto recuperación gracias a los miles de reacciones bioquímicas que se realizan en su interior cada segundo.

En conclusión, el océano del mundo es sin duda nuestro germoplasma primordial, que nos dio la vida y que también regula una gran cantidad de procesos que tienen lugar en tierra firme, en los desiertos, montañas, selvas y bosques. En la actualidad las zonas costeras, donde encontramos las playas, lagunas y los esteros, se constituyen éstos como los ecosistemas de transición entre el medio ambiente marino y el terrestre. Las nuevas investigaciones de los flujos de nutrientes y ciclos de carbono, nitrógeno y otros compuestos de origen detritívoro, y su relación con las formas de vida costeras, arrojan que existe una alta dependencia e interrelación biogeoquímica entre ellos. El hecho de que muchas especies marinas utilicen los esteros, lagunas y sitios de manglar de la zona costera como una parte del medio temporal para crecer y completar ciertos requerimientos fisiológicos no es casualidad; seguramente el prototipo ancestro de su genoma mantiene la búsqueda de los fondos lodosos ricos en nutrientes que permitirán obtener la fuente de los requerimientos que éste necesita para sobrevivir, llegar a su etapa adulta y reproducirse; este es, sin lugar a dudas, el destino final de los seres vivos en este planeta; prolongar la continuidad de los genes y preservar la especie.

Contribución por:
M. en C. Raúl Enrique Molina Ocampo
Director de Planeación Ambiental de la CEDES

28 de abril de 2020

Celebremos hoy el 28 de abril el Día Internacional de los Anfibios 2020

Fueron el primer grupo de vertebrados que colonizó el medio terrestre, su vida transcurre entre el agua y la tierra. Las glándulas de su piel la protegen y mantienen húmeda cuando se encuentran fuera del agua y aunque poseen pulmones también son capaces de respirar a través de la piel, pues poseen branquias. Pertenecen al Filo: Chordata al Reino: Animalia y son de la Clase: Amphibia. Existen tres grupos de anfibios: Sapos y ranas con 237 especies en México; Salamandras y ajolotes con 137 especies y cecilias con 2 especies. Los anfibios son indicadores ecológicos, transfieren nutrientes de medios acuáticos a terrestres y controlan plagas de insectos. Si llegaran a extinguirse, aumentarían las poblaciones de insectos transmisores de enfermedades como la malaria, según la CONABIO.

La Unión Mundial para la Conservación de la Naturaleza (@UICN por sus siglas en inglés), al realizar la evaluación global de los Anfibios, en el año 2004, manifestó que entre un tercio y la mitad de los anfibios se encuentran en peligro de extinción, y que unos 120 linajes ya han desaparecido del planeta. Las causas son la pérdida de hábitat, el calentamiento global, los contaminantes, las especies introducidas, la sobreexplotación, el tráfico de especies y las enfermedades que afectan gravemente a sus poblaciones. México ocupa el quinto lugar en diversidad de anfibios. Posee 376 de las 6 mil 333 especies en el mundo, de las cuales 60% son endémicas, es decir, sólo habitan aquí. En México habita una especie ampliamente conocida, el ajolote. México, cuenta con 17 de las 33 especies del género Ambystoma a nivel mundial, de las cuales 16 son endémicas lo que representa más del 85% del total.

Pero ¿Qué son los anfibios? Los anfibios se distinguen por que incluyen la piel húmeda y sin escamas, la falta de uñas verdaderas, un músculo retractor que les permite usar los ojos para ayudarlos a tragar. La mayoría de los anfibios sufre una dramática metamorfosis en la cual se transforman de animales que tienen aletas y branquias, en adultos de cuatro patas que respiran aire. Los taxónomos reconocen tres grupos de anfibios vivientes: las salamandras y ajolotes, los sapos y las ranas, y las cecilias. ¿Cuál es su Importancia? Los anfibios son fundamentales en los ecosistemas, contribuyen con la salud de los seres humanos y la calidad del medio ambiente. Las funciones que desempeñan en los ecosistemas, son el movimiento de nutrientes de medios acuáticos a terrestres, contrarrestando la erosión; así como su papel central en las cadenas alimenticias como presa y depredador. Influyen en el control de plagas de insectos al alimentarse de éstos. Una de las consecuencias de su extinción será la proliferación de insectos y de las enfermedades que transmiten. Son como centinelas de los ecosistemas, los anfibios son los primeros afectados por el deterioro ambiental y sufren los efectos de la contaminación, mucho antes que éstos se noten en la salud humana. Sirven de alimento en el mundo, y en el área médica para su uso en la elaboración de antibióticos y medicamentos para afecciones cardiacas, así como parte importante en la investigación de la regeneración de órganos y tejidos.

En México ¿Cuál su situación? En el mundo hay 4780 especies, en México (65% endémicos), considerado como el quinto país con mayor riqueza de anfibios, son poco conocidos en nuestro país, se sabe que los podemos encontrar prácticamente en todos los ecosistemas. La mayoría de los anfibios mexicanos se encuentra en alguna categoría de riesgo con base a la NOM-059, además que se encuentran en la lista roja de la IUCN, según la CONANP

¿Cómo podemos contribuir a su protección? La IUCN recomienda:
1. Fortalecer el manejo y la protección en las reservas y expandir las de las especies amenazadas que no están protegidas en la actualidad y la legislación que protege las especies de la lista.
2. Implementar la cría en cautiverio de las especies que enfrentan una alta probabilidad de extinción en estado silvestre, especialmente las amenazadas por la enfermedad del hongo quitridio.
3. Intensificar las actividades para educar al público, incluidos los niños en edad escolar, acerca de la difícil situación de los anfibios, especialmente de aquellas especies amenazadas que tienen poblaciones cercanas.
4. Acelerar la investigación sobre la enfermedad del hongo quitridio y lograr controlarla en la vida silvestre. Expandir el monitoreo de poblaciones y aumentar la investigación sobre especies pobremente conocidas y sobre los efectos de los contaminantes en los anfibios.
Cosa curiosa, aunque hemos encontrados anfibios en los charcos lluviosos alrededores del Estero, no hay dentro de los límites del Área Natural Protegida.

Biól. Mauricio Cervantes A. Asesor Externo para la CEDES

29 de abril de 2020

El Combatiente de Incendios Forestales

Los combatientes de incendios forestales son poco reconocidos debido a que su labor se realiza en los bosques donde solo habitan la vegetación y la fauna, quienes dan fe de su valentía y arrojo.

A nivel internacional, el día 4 de mayo de cada año, se festeja el “Día del Combatiente de Incendios Forestales”. En México por decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 3 de marzo de 2014, quedó instituido el decreto mediante el cual se dedica el 11 de julio para honrar a hombres y mujeres: En virtud de su esfuerzo, en memoria de los caídos y en reconocimiento a los combatientes en activo y a los técnicos especializados en el manejo del fuego.

En México a la fecha se cuenta con un total de 19,229 Combatientes y 2,618 Brigadas, desglosadas de la siguiente forma:

• Combatientes Oficiales de Comisión Nacional Forestal: 1,736 Combatientes en 172 Brigadas.
• Combatientes de Brigadas Rurales de los Ayuntamientos: 1,561 Combatientes en 170 Brigadas.
• Pagos por Servicios Ambientales: 15,932 Combatientes en 2,276 Brigadas.
Esto es, sin contabilizar al personal de las brigadas eventuales de PROCODES Contingencias, de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, al Personal de la Secretaria de la Defensa Nacional, ni al Personal de las unidades estatales y municipales de Protección Civil quienes también brindan el apoyo ante eventualidades por los incendios forestales cada año.

El trabajo de los combatientes de incendios forestales es reconocido a nivel internacional ya que su preparación y profesionalismo ha quedado demostrado en diferentes despliegues que se han realizado en otros países, como lo son: Estados Unidos de América, Chile y Canadá, siendo este último en donde se ha tenido el mayor despliegue internacional con un total de 536 combatientes durante la temporada de incendios forestales en el año 2018.

Los Combatientes de Incendios Forestales en México, aparte de combatir incendios durante la temporada crítica de incendios (abril a junio), el resto del año trabajan brindando capacitación sobre el combate de incendios a usuarios y poseedores de la tierra, de igual forma se capacitan para estar cada vez mejor preparados.

Además, realizan actividades de prevención física como son: Apertura de brechas cortafuego, rehabilitación de brechas, establecimiento de líneas negras, quemas controladas y quemas prescritas, siendo líderes a nivel nacional en esta última actividad, rubro en el que Sonora está aportando en los últimos años a la meta nacional el 50% de dicha actividad.

Sonora cuenta con 28 combatientes distribuidos en cuatro campamentos de Incendios Forestales localizados de manera estratégica en las áreas de interés forestal: Álamos, Yécora, Cumpas e Ímuris. Desde donde se atiende y protege contra incendios todo el Estado.

Tu puedes ayudar a combatir incendios forestales, reportando cualquier siniestro del que tengas conocimiento, durante las 24 horas, todos los días del año, a la línea gratuita de atención de la CONAFOR: 01 (800) 4623 6346

Cuida tu medio ambiente. Reporta cualquier siniestro o actividades potencialmente peligrosas, que puedan contribuir a la generación y propagación de un incendio forestal.

Contribución de:
Ecól. Baruk G. Maldonado Leal
Jede del Departamento de Protección
Gerencia Estatal Sonora, Comisión Nacional Forestal

30 de abril de 2020

Día del Niño

Como seguramente ya te habrás dado cuenta, este Día del Niño 2020 será diferente, debido a las medidas necesarias que todos habremos de adoptar por la pandemia del coronavirus COVID-19; pero no por eso deja de ser un día especial y que mejor celebración que festejarlo en casa, en tu propio espacio de seguridad y con lo más importante en tu vida, tu familia; padres, abuelos, hermanos, tíos y primos.

Te platico que esta celebración nació después de la Primera Guerra Mundial, en la década de 1920, por los daños humanitarios que esta conflagración causó en todo el mundo, especialmente en la Europa centro-occidental. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, la UNESCO, Fueron los niños quienes más sufrieron los estragos de la guerra. Fue en el año de 1924 cuando las naciones del mundo comenzaron a prestar atención a los efectos que la guerra había ocasionado en los pequeños, tomaron conciencia de ello y comenzó una cruzada social de grandes dimensiones en todo el mundo, apoyados por la ONU, para revertir en la mayor medida posible las secuelas y daños sufridos.

Una de las principales activistas fue Eglantyne Jebb, una activista británica que fundó la organización “Save the Children Fund” que, con la ayuda del Comité Internacional de la Cruz Roja, impulsó la adopción de la primera Declaración de los Derechos de los Niños, la cual se consolidaría en 1924, con la Declaración de Ginebra sobre los derechos de la infancia.

La Declaración establece que los niños tienen derecho al desarrollo material, moral y espiritual; a recibir ayuda especial cuando exista el hambre, la enfermedad, la discapacidad o se encuentren huérfanos y desamparados. Que sean socorridos en situaciones graves, a quedar exentos de cualquier explotación física o económica, y a recibir una educación que le inculque el aprendizaje básico y un cierto sentido de responsabilidad social.

Tras la Declaratoria de Ginebra, la cual fue aceptada y firmada por México, el entonces presidente, Gral. Álvaro Obregón y el Ministro de Educación Pública el Licenciado José Vasconcelos, establecieron en México, como fecha oficial de celebración del Día del Niño el 30 de abril de cada año.

¿Sabes cuáles son los diez Derechos fundamentales e irrenunciables de los niños?, a continuación, te decimos cuales son:
1. Derecho de los niños a jugar.
2. Derecho de los niños a la alimentación.
3. Derecho de los niños a tener un hogar.
4. Derecho de los niños a la salud.
5. Derecho de los niños a la educación.
6. Derecho de los niños a la vida y a tener una familia.
7. Derecho a tener un nombre y nacionalidad.
8. Derecho de los niños a la igualdad.
9. Derecho de los niños a opinar.
10. Derecho de los niños a no trabajar.
Ahora sí, ya conoces un poco de la historia y el motivo de este festejo; ¡ahora disfruta tu día en casa!
#QuédateEnCasaObligatorio
#TodosJalamos
#SONORA

Contribución de:
Claudia Esther Miranda Rivera
Coordinadora Administrativa del Estero El Soldado, Área Natural Protegida Estatal del Municipio de Guaymas, Son.

01 de mayo de 2020

¿Es el ecoturismo una actividad de sustentabilidad económica para las áreas naturales protegidas?

Quien de nosotros no ha hecho un paseo a las orillas del mar, subido un cerro, escalado una montaña, caminado por una vereda en medio de un bosque. Como niños nos gustaba salir al campo y disfrutar del aire libre, siendo adultos buscamos hacer esas mismas actividades tener esas sensaciones de felicidad y las vacaciones las hacemos a lugares fuera del entorno urbano, ¿Por qué? La naturaleza tiene esa magia de transformarnos interior y exteriormente.

Estas actividades en el turismo se conocen como actividades de ecoturismo, viajar por áreas naturales sin perturbarlas, con el fin de disfrutar, apreciar y estudiar tanto sus atractivos naturales, como las manifestaciones culturales que allí puedan encontrarse. Son experiencia que nos regresan a un estado de tranquilidad y armonía con nosotros y las cosas a nuestro alrededor. En el mundo, estas actividades se realizan mayormente en áreas protegidas, las cuales son llamadas así por representar lugares que no han sido impactados y otorgan un mensaje de conservación, servicio ambiental y protección. Para nosotros como mexicanos, son una gran fuente de riqueza natural, cultural y económica, formamos parte de los 5 primeros países megadiversos del mundo, poseemos infinidad de animales y plantas y ecosistemas que no se encuentran en cualquier lugar.

En México tenemos 182 áreas protegidas que van desde el nivel del mar hasta las montañas más altas del país, y todos podemos hacer actividades en ellas en cada uno de los 32 estados de la república mexicana. Entonces…el ecoturismo en áreas protegidas, ¿Es o no una actividad sustentablemente económica? Sí, sin lugar a duda, es una alternativa económica para las comunidades rurales que viven dentro de las áreas protegidas y una alternativa de ingreso secundaria a sus actividades principales. Ahora bien, pareciera simple, pero realizar esta actividad sustentablemente conlleva una gran responsabilidad del vendedor de turismo como de tu parte como visitante.

La naturaleza nos da de forma gratuita todos los insumos necesarios para que el prestador de servicios turísticos y las comunidades creen actividades al aire libre, la madre tierra no cobra, pero nos corresponde a nosotros ser turistas responsables y mantener esos espacios naturales intactos y sin impactos para que no se acaben. Al final de todo, quien no quisiera volver a esos lugares solitarios y con atardeceres nostálgicos una vez más, recordar es parte de vivir y actualmente las redes sociales, son los álbumes de fotografías virtuales que cada año nos recuerdan nuestra aventura, nuestras memorias y muchos de nosotros regresamos a esos sitios y esperamos verlos igual o mejor de lo que en ese tiempo nos tocó.

El ecoturismo puede mejorar la calidad de vida de las personas que viven dentro de las áreas protegidas y de muchos mexicanos que hoy requieren de otras alternativas económicas, puede ser parte de una estrategia alternativa para crear oportunidades económicas a un segmento numeroso de gente. La diversidad nuestro México, de su flora y fauna, sus mares y sus paisajes nos ha colocado en el puesto número 7 por llegadas de turistas internacionales. Ahora solo nos toca buscar la manera que esta cantidad de personas que llegan de muchos lugares sean turistas responsables, que nosotros como mexicanos seamos mexicanos responsables ambientales y cuidemos cada uno desde nuestras casas los espacios naturales que tenemos alrededor, en nuestro estado y en México, e imaginemos que, si permanecen sanos, sus hijos, nosotros y las nuevas generaciones puedan generar un álbum de fotografías virtual como un turista responsable.

Contribución de:
M. en C. Teresita de Jesús Lasso López
Dirección General de Conservación, CEDES.

02 de mayo de 2020

La conciencia y cultura ecológica ¿puede salvar a los esteros y las lagunas costeras?

Las organizaciones de la sociedad civil manifiestan los primeros proyectos de lo que ahora son la razón y la necesidad de sistematización de la educación ambiental; sin embargo, la academia desde los años cuarenta generó propuestas educativas relacionadas con el conocimiento de la biología y la importancia de la conservación de animales y plantas. Pero no fue hasta a la mitad de la década de los ochenta, que se inició con el proceso de institucionalización de la educación ambiental en México, como se menciona en el trabajo de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (2008). Educación Ambiental para la sustentabilidad en México Aproximaciones conceptuales, metodológicas y prácticas

Las lagunas costeras constituyen invaluables tesoros ecológicos de importancia nacional e internacional, pero el crecieinte interés de los empresarios en desarrollar y explotar los recursos naturales representa una amenaza constante para la sobreviencia de estos frágiles ecosistemas, pero con una sociedad educada sobre la imporrtnacia de estos ecosistemas, se camina hacia la conciencia cultura escologica que logra que sea algo implicito de los ciudadanos en cuidar y protger los recursos naurales, replicando sus conocimientos a los demás, tanto de chicos como de grandes.


La principal amenaza a los esteros y lagunas costeras es sin lugar a dudas la urbanización y la contaminación, incluyendo el vertimiento de desechos sólidos y líquidos de las ciudades; pero también la pesca no regulada y no registrada, la cacería, el aprovechamiento forestal, los incendios forestales y la presencia humana y de animales domésticos exóticos, entre otras.

La World Wildlife Fund, en su informe 2016: “Planeta Vivo”, nos dice que de acuerdo con el índice natural WET, un indicador de las transformaciones del área de todos los humedales naturales, revela que, tan solo en los últimos 40 años, decayeron 30%. Este porcentaje engloba una disminución del 27% en el área de los humedales interiores y del 38% en la extensión de los humedales costeros.

Sin la educación ambiental, que en México se tienen trabajos intensos de apenas treinta años, sin ella ya se hubieran perdido más de la mitad de los esteros y lagunas costeras del mundo, por eso todos los esfuerzos alrededor del mundo para la conservacion de los humedales es la educacion ambiental, la cual conlleva en su proceso la sensibilización, la valoración, el conocimiento, la concientización y la acción voluntaria.

Citando a Martín Santiago de la Asociación Civil Nuestra Tierra, solo cuidamos lo que amamos, solo amamos lo que conocemos.

La conciencia indivual tiene que ser a todos los niveles, desde el ciudadano hasta los tomadores de decisiones, con políticas públicas. La conciencia individual, se hará colectiva, entonces lo colectivo trasciende y defiende, lo que lleva a la cima de la educuación ambiental que es la acción voluntaria, es decir, la participacion de la sociedad en proteger el ambiente, esto se logra con una cultura ecológica.

Esa conciencia individual debe acompañarse del sentido de pertenencia de los locales sobre el ambiente que los rodea y cuidarlo para los que aman, eso es la sustentabilidad.

Quiero reconocer el gran apoyo y colaboración de la Ecol. Bárbara Peralta Zuñiga por su colaboración y datos facilitados para escribir sobre el tema.

Referencias

https://wwf.panda.org/…/publicac…/informe_planeta_vivo_2016/
http://www.nuestratierra.org.ar/


Contribución de:

Lic. Clarissa Jeaneth Novela Domínguez

Coordinadora de Educación Ambiental
Dirección General de Cambio Climático y Promoción Ambiental de la
Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora

03 de mayo de 2020

Las almejas del mar y los esteros

Las almejas se encuentran entre los organismos que alguna vez hemos escuchado nombrar, principalmente cuando se habla de cierto tipo de comidas como los mariscos. Los mariscos son cualquier animal invertebrado marino que se utiliza como alimento para los humanos. Las almejas han estado en las comidas de las personas desde hace miles de años, particularmente en las civilizaciones cercanas a los mares y ríos. Sí, también hay almejas de agua dulce que sirven de alimento, aunque no son tan comunes.

Una de las principales características de las almejas es que tienen conchas, las cuales son duras y rígidas y están formadas por carbonato de calcio y diversas proteínas. Esta estructura cubre todos los órganos internos y las protege de depredadores y de la desecación. La concha está formada por dos piezas casi simétricas que se llaman valvas y por ello pertenecen a la clase bivalvia (bi = dos, valvia = valvas). Respecto a esto, las almejas son moluscos (Mollusca), el cual es uno de los más grandes y diversos grupos del reino animal y cuenta con más de 100,000 especies (segundo lugar después de los insectos). De ellas, existen aproximadamente 13,000 especies de bivalvos y la mayoría son marinas. Los bivalvos, además de las almejas, incluyen otros animales también conocidos como las ostras u ostiones, ostras perleras, mejillones, callos de hacha, pata de mula, almeja Catarina, almeja pismo, callo escarlopa y almeja generosa, entre otros.



Las almejas viven desde las orillas del mar hasta grandes profundidades; se les ha encontrado en fosas marinas y ventilas hidrotermales hasta 5,000 metros de profundidad. Las especies más conocidas y consumidas son las que están en zonas poco profundas, aquí viven encima de la arena o enterradas. Las almejas que se entierran utilizan un órgano llamado pie que les permite remover la arena e irse enterrando poco a poco, algunas viven hasta un metro de profundidad, pero la mayoría viven a solo 10 o 15 cm dentro del sedimento. Esto les permite protección contra los depredadores, permanecer húmedas y a una temperatura adecuada cuando las mareas bajan y dejan sin agua vastas superficies del mar.

El cuerpo de las almejas dentro de la concha es blando, no tienen cabeza ni tentáculos. Los principales órganos son las branquias que le ayudan a la respiración y alimentación, el músculo aductor que sirve para abrir y cerrar las valvas, el manto que produce la concha, y la gónada donde se forman los gametos (óvulos y espermatozoides) que le permiten reproducirse. Tienen el sistema nervioso y cardiaco simples y el más desarrollado es el digestivo, el cual consta de una boca, esófago, estómago, un pequeño intestino que termina en el ano.

Las almejas se alimentan por filtración, para ello algunas tienen sifones (tubos) o forman corrientes donde el agua entra por un lado y pasa por las branquias; aquí se retienen las partículas alimenticias, todo lo demás pasa y sale al exterior por el otro sifón. El principal alimento es el fitoplancton, es cual está compuesto por algas marinas microscópicas (normalmente menores a 0.4 mm), pero también se alimentan de otros compuestos orgánicos como detritus y bacterias.

Las almejas viven en casi todos los mares del mundo y en el Área Natural Protegida del Estero El Soldado no es la excepción. Aquí podemos encontrar varias especies, entre las más conocidas están las almejas “chocolatas”, un ejemplo es Megapitaria squalida por su nombre científico. Otro ejemplo son las almejas negras o arroceras (porque se cocinan con arroz), como las especies Chione californiensis y C. fluctifraga. Estas almejas son abundantes en el estero y aunque anteriormente fueron extraídas considerablemente, desde que el Estero El Soldado es un Área Natural Protegida, no se pescan y solo se estudian para conocer mejor su forma de vida.

Referencias bibliográficas

Hendrickx, M.E., J. Salgado-Barragán y M. Cordero-Ruiz. 2019. Moluscos litorales (Bivalvia, Gastropoda, Polyplacophora, Cephalopoda) de playas rocosas de la región de Guaymas, golfo de California, México. Geomar. Zool., 1:51-88.

Lovatelli, A., A. Farías e I. Uriarte, Eds. 2007. Estado actual del cultivo y manejo de moluscos bivalvos y su proyección futura. Taller Tec. FAO, Puerto Montt, Ch., Ago. 2007, 377 p.



Contribución de:

Dr. Jorge E. Chávez-Villalba.
Investigador titular del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste, Unidad Guaymas

04 de mayo de 2020

Pérdida de la Vida Silvestre por colisiones de vehículos. El Caso del ANP Estero El Soldado


Las diferentes vías de comunicación, desde siempre han sido un factor en la alteración de los ecosistemas. El crecimiento de los centros urbanos y las múltiples necesidades de comunicarlos han sido un factor de fragmentación, contaminación y crisis para algunas poblaciones y comunidades en la vida silvestre. Inclusive algunos factores biofísicos han sido alterados, por el simple hecho del tránsito de vehículos, independientemente del sustrato, clima o ecosistema. El Estero El Soldado, es un Área Natural Protegida (ANP), costera de 322 Has, las cuales esta rodeadas por tres carreteras que la aíslan, salvo la zona costera de un km de largo. (CEDES, 2018). Los niveles de alteración son significativos desde un simple camino de terracería hasta una hidrovía pueden considerarse barreras ecológicas que implican separación de poblaciones, división de ecosistemas o inclusive un factor de mortandad de algunas poblaciones vegetales o animales (IMT-SCT, 2016).

En México, no se cuenta con estudios en materia de mortalidad de fauna silvestre por atropellamiento; la información disponible forma parte de proyectos de tesis o de estudios de organizaciones no gubernamentales. Las Colisiones Vehículo-Animal (CV-A) y aquellas ocurridas con fauna silvestre (Colisión con Animal Silvestre, CAS). El atropellamiento de fauna es un indicador medido en varios países, tales como: Estados Unidos, Canadá, Suecia, España y Dinamarca. La información generada se utiliza para construir modelos y analizar puntos negros, a fin de implementar medidas de mitigación para evitar la mortalidad de animales y aumentar la seguridad de los viajeros en las carreteras. En México, se creó el “Observatorio de movilidad y mortalidad de fauna en carreteras en México” en el Instituto Mexicano del Transporte (IMT-SCT, 2016).

En numerosos países se han implementado medidas encaminadas a contrarrestar las colisiones de vehículos con animales y, a través de evitar que animales crucen un camino a nivel, para lo cual se instalan cercas, barrancos, reflectores y repelentes (olfatorios o acústicos), o reducir su presencia en el corredor carretero. Sólo excepcionalmente se han realizado intentos donde se alteran los patrones del tránsito, mediante la reducción de los límites de velocidad o con el cierre temporal de carreteras, o incluso con ajustes en la planificación de carreteras cuando se atraviesan zonas de alto riesgo. (IMT-SCT, 2016). Los principales impactos que los caminos generan a la biodiversidad estriban en: I. La fragmentación de los hábitats y/o aislamiento; II. La reducción de zonas forestales por la construcción de carreteras; III. Son un vector para facilitar la dispersión de especies no autóctonas e invasoras, IV. Incremento de la mortalidad de especies por atropellamiento.

Existe una estadística de accidentes en México, registrados y reportados en el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de 1997 a 2014, el total de accidentes automovilísticos fue de 7’003,762, de los cuales 29,289 fueron colisiones con animal, es decir, un 0.4% en el periodo de análisis. En México, no se cuenta con estudios sobre la mortalidad de la fauna silvestre por colisión. Según la Administración Federal de Carreteras de los Estados Unidos (U.S. Federal Highway Administration, FHWA), los aspectos a considerar en una investigación sobre accidentes son: 1. Magnitud del accidente, 2. Tasa de crecimiento, 3. Distribución temporal: hora del día y estación del año, 4. Severidad de las heridas humanas y otras fatalidades, 5. Tipo de instalaciones de la carretera, 6. Velocidad y volumen de tránsito, 7. Condiciones climáticas, 8. Tipo de especie animal, 9. Tipo de paisaje junto al camino, 10. Número de vehículos involucrados. Densidad poblacional de la especie. Características del conductor

Caso de Estudio del ANP Estero El Soldado. Se estimó el impacto sobre la vida silvestre que sufre muerte por colisiones vehicular en la carretera que atraviesa el Cerro de Bacochibampo hasta la planicie costera del ANP del Estero el Soldado, en un tramo de 7.0 Km, tomando en consideración que el cerro de Bacochibampo es un criadero de mamíferos, aves y reptiles y el estero es una fuente a alimentos. Se estima que existe un intercambio de fauna y la carretera es un riesgo para la fauna silvestre y en la medida que se ha ido urbanizando e incrementado el tránsito. Los avistamientos de fauna mayor se han reducido desde 2004, que abrió la carretera.

En la Tabla 1, se puede observar la diversidad de las especies colisionadas con automóviles en el tramo de la Carretera del Definario Sonora al entronque de la carretera a San Carlos. Con un total de 33 especímenes de la vida silvestre, el mayormente afectado son los roedores del género Peromyscus; las lagartijas del género Callisaurus y el zorrillo de la especie Mephitis macroura. En total se tienen registrados 7 especies de mamíferos, 3 especies de reptiles un ave y tres organismos indeterminados. El tránsito vehicular es en promedio de entre 180 y 190 autos de lunes a viernes. Sin embargo, de viernes a domingo se incrementa hasta 250 autos diarios y el flujo se mantiene por las noches hasta las 21:30. Durante las vacaciones y los días de asuetos asociados a un fin de semana se incrementa considerablemente el flujo.

El fenómeno de la colisión de vehículos con fauna silvestre tiene varios componentes: 1) la velocidad del vehículo, 2) el tamaño o dimensión de la fauna colisionada, 3) el horario de ocurrencia, 4) el conductor (prevención y habilidad), 5) la carretera y el último es 6) la especie de la fauna silvestre colisionada.

La creación de islas por carreteras y la expansión del urbanismo en áreas anteriormente prístinas fomenta el aislamiento de poblaciones silvestres, que orilla a los individuos a cruzar las carreteras y ser sujetos de colisiones que le pueden originar la muerte o limitarlos físicamente, lo que provoca incapacidad para defenderse y ser sujeto a depredación, interrumpir la reproducción, o la alimentación de crías o la alimentación de sí mismo.

Según Sánchez, 2013, hasta la fecha la mayor parte de los estudios se han realizado en Estados Unidos y Australia, mientras que prácticamente no existen en aquellos países que destacan por su alta diversidad de especies de vertebrados como México (Sánchez, 2013). Es un hecho que desconocemos el impacto de las carreteras en la vida silvestre en México, en el Estado de Sonora y en el Municipio de Guaymas.

Se calcula que en Estados Unidos cada día muere alrededor de un millón de vertebrados a consecuencia de la colisión con vehículos en la carretera, y en el caso de Australia esta cifra alcanza los cinco millones de anfibios y reptiles por año. La magnitud de estas cifras resulta aún más notable si se considera que, por ejemplo, en el caso de Estados Unidos la red de carreteras ocupa tan sólo 1% de la superficie del país. Estas cifras de por sí exorbitantes pueden ser subestimaciones de la magnitud real del fenómeno, ya que es posible que por cada animal del que se tiene registrada su muerte existan varios más que pasan desapercibidos porque se trata de animales pequeños, o son removidos por aves carroñeras, o logran desplazarse lejos de la carretera antes de morir o se trata de casos que involucran la muerte de madres que se encuentran criando a sus cachorros (Sánchez, 2013).
En este estudio se encontraron evidencias de once especies y treinta y tres individuos de diferentes especies en tan solo 7 Km de distancia, Un promedio de 3.3 individuos por mes y aunque no se midió la distancia, no se observó una tendencia de corredores.

El impacto sobre las zonas silvestres de la carretera se requiere tomar medidas que facilite el tránsito de individuos. Queda claro que la concientización tiene un impacto muy bajo, sin embargo, es fundamental crear las condiciones para reducir las colisiones de vehículos con la vida silvestre, para lo cual se proponen las siguientes medidas: a) Incrementar la señalización en los 10 kilómetros de distancia que cruzan por la región. b) Colocar nueva señalización carretera a fin a proteger la vida silvestre. c) Límites de velocidad. d) Reductores de velocidad, en los límites del ANP. e) Aumentar la presencia en medios sobre la importancia del ANP y su protección. f) Proteger la fuente de vida silvestre en el ANP incrementando la superficie de área sujeta a conservación ecológica anexando 200 hectáreas más, del otro lado de la carretera y facilitando el tránsito de las especies terrestres mediante la creación de “cruces de fauna” a través de los corredores biológicos que fueron intersectados por la carretera.

Conclusiones

Los mamíferos terrestres son el principal grupo taxonómico afectado por el tránsito de vehículos en las carreteras con el 72 % de incidencia respecto a los demás grupos.

No existe información cuantificable y suficiente sobre el impacto de las carreteras en la vida silvestre, por lo que existen oportunidades para que las escuelas y universidades incluyan ésta nueva temática entre los investigadores y tesistas de formación en tópicos medioambientales.

Tampoco existen estrategias para reducir el impacto o crear condiciones para mejorar su situación. Quizás una medida de corto plazo que puede ayudar es que la carretera requiere señalamientos específicos para reducir la velocidad de los vehículos, así como nuevos señalamientos destinados a proteger la vida silvestre.

Se requiere instrumentar una campaña de concientización vehicular, aumentando la presencia, en los medios informativos, sobre la importancia del ANP y la protección de su biodiversidad nativa.

Mejorar las condiciones entre carretera y ecosistema, a través de medidas inteligentes para crear corredores biológicos en beneficio de la movilidad de las especies a cada lado de las carreteras.

En consecuencia, se hace fundamental el incrementar la superficie protegida de los terrenos estatales que corren a lo largo por dos kilómetros del ANP, para cubrir mayor superficie de protección del área y sus ecosistemas y recursos naturales.

Referencias bibliográficas

CEDES, 2018. Programa de Manejo de la Zona Sujeta a Conservación Ecológica del Estero El Soldado. Boletín Oficial del Estero El Soldado. Gobierno del Estado de Sonora. 100 p., BOGES: http://www.boletinoficial.sonora.gob.mx/…/…/2018CCII11IV.pdf

Instituto Mexicano de Transporte (IMT-SCT), 2016. Observatorio de movilidad y mortalidad de fauna en carreteras. Secretaría de Comunicaciones y Transportes. Pub. Téc. No. 454. Sanfandila, Qro.

Puc-Sánchez, J. I., C. Delgado-Trejo, E. Mendoza-Ramírez e I. Sauzo-Ortuño. 2013. Las carreteras como una fuente de mortalidad de fauna silvestre de México. CONABIO. Biodiversitas, 111:12-16.

Contribución de:

Biól. Mauricio Cervantes Ábrego
Asesor de la CEDES en el Estero El Soldado, Guaymas, Son.

05 de mayo de 2020

Estero El Soldado: Historia vs Ficción

Durante la investigación de gabinete realizada para redactar el Estudio Previo Justificativo, que se requiere para promover un sitio como Área Natural Protegida (ANP) al Estero El Soldado, se solicita a los promoventes, que se investigue aspectos sociales ligados al sitio, para conocer la percepción de los lugareños, específicamente para los residentes de Guaymas, San Carlos y las comunidades circunvecinas. Fue impresionante conocer y documentar más de una veintena de historias, relativas a la región de Guaymas y San Carlos. La mayoría de ellas ligadas a tesoros y entierros, señales topográficas, indígenas seris, yaquis, españoles y por supuesto fantasmas. Definitivamente, muchos hechos históricos, pero algunos de ellos adornados y salpicados con historias ficticias, llenas de fantasías y relatos llenos de sustancia, pero carentes de pruebas.

El valor antropológico e histórico de la región es muy importante. Desde el periodo Prehistórico, hace 12,500 años a.C. en el Pleistoceno tardío las tribus Clovis, Cazadores de megafauna. Hace dos mil años concluye la migración grupos humanos (antecedentes de los Seris) del Norte de la Península de Baja California hacía las grandes islas del Golfo de California y la Costa de Sonora. Y hace 800 años d.C y 1540 d. C Bandas Seris; Guaimas y Hupanguaimas, habitaron nuestra región dejando como evidencias la formación de conchales, utensilios como metates y manos de metate, puntas de flecha y pinturas rupestres en la sierra del Aguaje. En plena etapa colonial entre 1540 y 1810, con la llegada de españoles: exploradores, conquistadores y misioneros al Golfo de California. Desaparición de Guaimas y 31 de agosto de 1769, se fundó el pueblo de San José de Guaymas por medio del decreto emitido por el Marqués de Gálvez. En el pasado reciente, de 1810 al 2006 Industrialización portuaria de Guaymas y fundación de San Carlos (1963) como comisaría y se define su vocación turística. 1992 iniciativas para proteger al Estero El Soldado como Área Natural Protegida.

Una de las historias épicas, que no podemos dejar de mencionar y que representó una odisea moderna, fue la sufrida por el explorador español Alvar Núñez Cabeza de Vaca, cuyo desembarco y desaparición en abril de 1528 en las costas de Florida y tras una innumerable cantidad de hazañas con diferentes tribus del actual norte de México y sur de Estados Unidos, reaparece en 1536 en las inmediaciones del río Sinaloa a corta distancia de Culiacán y en cuya trayectoria, debió pasar por la costa del sur de Sonora. Dicha epopeya, despertó infinidad de relatos, historias y leyendas de época, como el caso de las Siete Ciudades de Cíbola. Se decía que Cíbola era una ciudad de calles y paredes de oro. Lo que alentó a muchos exploradores a recorrer lo que en aquel entonces se conocía como el Reino de la Nueva Vizcaya y que dieron pasó a la exploración del alto Golfo de California y descubrir que California era una península y no una isla (ver mapa adjunto).

A pesar de las motivaciones por la exploración del NO de la Nueva España, no dejaba de ser una tierra hostil, grandes desiertos e indígenas indomables. Una nueva era de historias y relatos se desatan con los misioneros jesuitas, dentro de los que destacan Juan María Salvatierra, Francisco María Píccolo y por supuesto Francisco Eusebio Kino. Durante varios siglos, pero particularmente los siglos XVII y SVIII fueron particularmente importantes para las misiones, procesos de evangelización y educación, así como para la exploración cartográfica, no solo de Sonora, sino también de la Alta y Baja Californias. Rutas de viajeros, ubicación de aguajes y oasis, enseñanza de la agricultura y ganadería, rutas de navegación, obviamente la construcción de capillas y misiones y la enseñanza del idioma castellano, fueron algunas de las múltiples contribuciones que, hasta la fecha, contribuyeron con la construcción de la historia del noroeste de México y de cuantiosos relatos y mitos.

Muchos visitantes al ANP del Estero El Soldado, nos preguntan, ¿por qué se llama Estero El Soldado?; en el año 2012, se participó en el X Concurso de Cuento Histórico de la Universidad Iberoamericana y la Revista Relatos e Historias en México, con el Cuento “La Leyenda del Soldado del Estero”, el cual obtuvo Mención Honorífica el 31 de Enero de 2013. Para después publicarse una novela con el mismo nombre en el 2019. La respuesta a por qué se llama Estero El Soldado, es muy simple: En el siglo XVIII a petición del Virrey se solicitó actualizar el mapa de la costa de Sinaloa y Sonora, y es la primera vez que aparece el nombre: “Estero del Soldado” en un mapa. Ven y visita al ANP Estero El Soldado, existen muchas historias por descubrir e inspirar.

Contribución

Biól. Mauricio Cervantes Ábrego

Asesor de la CEDES para el Estero El Soldado, área natural protegida estatal del municipio de Guaymas.

06 de mayo de 2020

El paisaje natural, un recurso incomprendido


Un servicio o un bien que brindan los ecosistemas son los paisajes naturales. Estos bienes, cada día son más preciados, pues la alteración del paisaje es más frecuente y 8 de cada 10 humanos en el mundo habitan en las ciudades y muy pocos tienen acceso a un paisaje natural. Pero ¿qué es un paisaje? Los paisajes tienen tres componentes: 1) Los abióticos, como el relieve topográfico, el litográfico, que abarca, rocas y playas, el hidrográfico, que corresponde a corrientes y cuerpos de agua y finalmente el atmosférico, atardeceres, amaneceres, auroras boreales o la misma transparencia atmosférica. 2) Los bióticos (seres vivos) y la cobertura vegetal representa uno de los factores directamente ligados al paisaje. La vegetación aporta variaciones cromáticas y de textura importantes. Pastizales, matorrales, bosques de pinos o tropicales. Los animales aportan calidad al paisaje, pero en general no se aprecian en los paisajes, se hacen visibles y cobran importancia en paisajes asociados a humedales, sobre todo las aves (pelícanos blancos, patos, etc.) o en paisajes muy naturales (venados... en pastizales o zonas boscosas). Hasta ahora, hemos hablados de dos componentes netamente naturales, el tercero, es el componente humano. 3) Los antrópicos, Indican el uso que el hombre ha hecho, o está haciendo, sobre ese paisaje. Vías de comunicación (vías férreas, carreteras, caminos, puentes): son más evidentes y fraccionan paisajes y ecosistemas. Los caminos rurales impactan menos. El mismo efecto pueden causarlo otras líneas como los cortafuegos, los tendidos eléctricos, etc. Extracciones y canteras producen impactos muy evidentes. Rompen líneas, los volúmenes y los colores naturales; Cultivos y las Edificaciones, es lo más evidente al punto tal que los centros urbanos han creado su propio ecosistema y se ha creado una nueva rama de la ciencia: La Ecología Urbana.

Un paisaje natural, es entonces aquel que tiene componentes abióticos y bióticos, en buen estado y con evidente salud ambiental, libres de elementos humanos y una visión panorámica limpia y pulcra. En el Área Natural Protegida (ANP) del Estero El Soldado, nos preocupamos por mantener este tipo de panoramas. En los recorridos que realizamos hemos ubicado espacios destinados a admirar el paisaje natural y graduando la intervención humana. En el ANP del Estero El Soldado, basados en su Programa de Manejo, buscamos que los componentes antrópicos aporten calidad y que estén asociados a aspectos culturales y/o históricos (construcciones tradicionales (muelle), centro de visitantes...), a la restauración de paisajes, o destinados a usos lúdicos (rehabilitación de vegetación de caminos de terracería). El Estero El Soldado, cuenta con seis ecosistemas: El estuario o laguna costera, el bosque de manglar, la marisma, la duna costera, zona marina, el matorral desértico, cada uno de ellos con sus particularidades y son capaces de aportar formas, texturas y sensaciones desde paisajes abiertos, temperaturas, exposición a la brisa y a aromas, los cuales son cambiantes con la estacionalidad, es decir diversidad de paisaje. Por ejemplo, la laguna tiene variaciones diarias, debido a las mareas y la presencia de aves marinas (golondrinas marinas) y estuarinas (pelícanos blancos) con parvadas que rebasan en algunas ocasiones hasta los 3 mil individuos, lo que aporta calidad visual, por los esfuerzos de protección. Por otra parte, las actividades que se realizan en la zona de uso intensivo (ZUI) contempla la apreciación del paisaje de cada unos de los ecosistemas y basados en el sub-programa de educación ambiental, se ubican paraderos y observatorios estratégicos que exaltan los componentes de los paisajes naturales, como podemos ver en las siguientes imágenes:

Algo que manifestamos constantemente a nuestros visitantes es la limpieza con la que mantenemos los ecosistemas dentro del ANP. La contaminación humana, degrada la virtud del paisaje natural y no alcanza a comprender su valor. Como sociedad, hemos creado un síndrome conocido como “ceguera de taller”, un término de uso popular que impide ver lo extraordinario dentro de lo ordinario. En algunas partes lo ordinario es ver una playa con plásticos-basura y lo extraordinario es verla sin evidencias de la presencia humana limpia. Nuevamente, te hacemos una atenta invitación para que vengas al Estero El Soldado y te tomes una “selfie”, en la laguna, en el manglar, en la playa o junto al Mar de Cortés o en uno de los atardeceres más memorables que tiene México junto al cerro Tetas de Cabra.

Contribución de:

Biól. Mauricio Cervantes A. y Biól. Salvador Jáuregui Santacrúz

Estero El Soldado, área natural protegida estatal del municipio de Guaymas, Son.

Fotografías:

Biól. Mauricio Cervantes.

07 de mayo de 2020


Yo soy un guardaparques; y por lo general muchas personas se preguntan ¿qué es un guardaparques?, la otra pregunta frecuente es ¿y qué hacen?

Creo que es importante ir contestando una por una cada pregunta, especialmente porque esta terminología resulta desconocida para la mayoría de las personas que no se hayan inmersas en el campo de la protección y preservación de las áreas silvestres, o los sitios históricos y culturales. Ahora sí, los guardaparques son las personas encargadas de brindar protección y preservación de todos los aspectos ligados a áreas silvestres como Áreas Naturales Protegidas, sitios históricos y culturales, zonas marinas y costeras, humedales, cuencas, desiertos y montañas.

Ellos realizan muchas funciones sin otro título, probablemente sean responsables de realizar el rango general de tareas del guardaparques, que incluyen: 1) Servicios interpretativos; 2) Protección del visitante; 3) Servicios al visitante; 4) Administración de recursos y 5) Procedimientos de operación. Todas estas tareas varían dependiendo del tamaño, los recursos del área natural protegida o el parque estatal, esto hace que el trabajo de los guardaparques sea constantemente variado y este cambiando cada semana, dependiendo de las necesidades del área natural protegida, ya sea porque cambia la estacionalidad y cambian los elementos biológicos al cambiar sus ciclos de vida. O simplemente porque ha llegado la temporada de huracanes y ciclones y tenemos que tomar todas las previsiones disponibles para salvaguardar nuestro patrimonio natural y cultural, así como de las personas y trabajadores del lugar.

Pongamos un ejemplo, los guardaparques del Estero del Soldado, un área natural protegida estatal, desarrollan tareas de protección al área; también dan charlas y recorridos educativos a diversos visitantes y grupos escolares. Todos los recorridos son con el fin difundir información general, histórica y científica a los visitantes, y contribuir con la cultura del cuidado del medio ambiente en la sociedad.

Educación natural y asistencia a los visitantes

Los guardaparques ayudan a los visitantes a encontrar su camino en el Parque, dan charlas sobre la naturaleza y concientizan con valiosa información sobre el cuidado del medio ambiente a los visitantes para hacer su visita más agradable y enriquecedora. Educan sobre fogatas, para cuidar que el fuego no sea peligroso; asisten en los centros de visita, organizan excursiones y contestan preguntas de los visitantes. Sin la presencia de los guardaparques, los visitantes no podrían disfrutar de la misma manera su visita a estos majestuosos lugares y conocer sobre el gran valor que tiene la naturaleza para mantener nuestro mundo sano, incluyendo al ser humano.

Los guardaparques a menudo se encuentran en el centro de visitantes o estaciones de acceso mostrando información del lugar y respondiendo diversas preguntas de los visitantes, así como haciéndoles saber el reglamento del sitio, esta información es de suma importancia para el área natural protegida ya que cada parque o área natural protegida cuenta con un Reglamento diferente.

Un guardaparques brinda seguridad a los visitantes por sus conocimientos del lugar tanto como de flora y fauna, ya que al conocer del lugar te puede orientar sobre los peligros que puedes tener andando solo y fuera de horarios de funcionamiento del lugar, siempre es importante explorar con un guardaparques al lado para que disfrutes al máximo la experiencia de visita al lugar.

En mi experiencia como guardaparque les puedo decir que me ha tocado responder un sin fin de preguntas desde las más sencillas como por ejemplo los horarios o una que me gusta mucho en particular que es ¿hay cocodrilos en el estero?, hasta algunas más complicadas como al escuchar el canto de un ave, en solo fracciones de segundo, y que me pregunten ¿qué ave es?, pero siempre es muy entretenido e interesante contestar todas las dudas de los visitantes y curiosidades de los pequeños.

Ante cualquier eventualidad dentro del ANP, los guardaparques siempre tenemos una solución inmediata, ya que un guardaparques del Estero El Soldado debe ser en pocas palabras una persona “todo terreno” dispuesto a realizar su trabajo en todo momento, ya que cada día es una aventura diferente llena de mucha experiencia con nuevos aprendizajes.

Somos una biblioteca respecto a la vida silvestre del lugar; así como de los ecosistemas ligados al lugar, ya que estamos en constantes capacitaciones relacionadas con nuestro medio de trabajo, disfrutamos mucho lo que hacemos y nos interesa siempre conocer un poco más, pues no todos tenemos alguna carrera afín para aprender rápido el oficio de guardaparques.

Durante mi desempeño en el Estero El Soldado, mis compañeros y yo hemos adquirido muchas habilidades y conocimientos; somos veloces en la navegación con el kayak y diestros en el manejo de la bicicleta todoterreno; esas actividades al igual que las caminatas de senderismo nos mantienen en buena condición física y con buena salud. Las experiencias personales nos mantienen siempre atentos y preparados para cualquier eventualidad que se nos pueda presentar durante algún recorrido, como encuentros inesperados con la fauna silvestre del lugar. No es raro encontrarte, una mañana soleada, con víboras u otros reptiles que toman el sol y se preparan para tener un día movido. Como ya lo mencioné anteriormente el guardaparques debe estar preparado para todo esto y listo para brindar una respuesta inmediata a su público, y reflejando tranquilidad en nuestras caras; es cómo a nuestros visitantes les transmites la seguridad durante el servicio que ellos reciben.

Hay muchas anécdotas tanto divertidas como interesantes que podría contar, pero lo que más me gusta recordar o presumir es cuando los visitantes me llegan a decir “qué bonito es tu trabajo”; ¨yo cuando sea grande también quiero un trabajo como el tuyo¨, ¨Muy interesante y entretenido tu recorrido, se ve que te gusta mucho lo que haces¨ o ¨Tienes uno de los mejores trabajos de mundo¨ y en verdad sí, me llena de gusto y alegría el saber que los visitantes pueden ver lo bien que me siento al realizar mi trabajo y que lo hago con todo el gusto del mundo.

Siempre estamos a las órdenes de la vida silvestre y a tus órdenes.

Lic. Luis Raúl Ríos Pérez
Guardaparque del Estero El Soldado, área natural protegida estatal del municipio de Guaymas, Son.

08 de mayo de 2020

Además de manglar ¿Qué otras especies de plantas encontramos en el Estero El Soldado?

Las zonas áridas mantienen una riqueza de plantas alta, sin embargo, en el centro y sur de Sonora han sido desplazadas por diversas actividades económicas, principalmente la agricultura. A nivel nacional, toma mucha importancia los ecosistemas del desierto, ya que cubren grandes extensiones del territorio (poco más del 50%) con más presencia en el noroeste de México. Éste ecosistema mantiene condiciones ambientales hostiles que van desde alta temperaturas en verano (hasta 49°) y muy bajas en invierno (~4°), con bajas precipitaciones en el año (~250 mm), es por ello que las especies vegetales cuentan con adaptaciones para tolerar y sobrevivir en el Desierto.

El Soldado (ES), es área natural protegida estatal con la categoría de zona sujeta a conservación ecológica (CEDES, 2006), designado como sitio RAMSAR (Búrquez & Martínez-Yrízar, 1997; RAMSAR, 2018). Se conecta con el mar por medio de una boca estructurada por dos barras cubiertas por duna y mangle (Olivas-Silva, Villanueva & Villalva-Atondo, 1996). Tiene un área de 1.85 km2 con una profundidad promedio de 0.60 cm (Güereca-Hernández, 1994). La amplitud de marea es de 1 m (Filloux, 1973). El tipo de clima es muy árido y seco, la temperatura promedio anual es de 25 °C, la precipitación anual es < 300 mm y la mayor parte ocurre en verano (García, 2004). Las escasas escorrentías de lluvias son el único aporte de agua dulce a la laguna.

El Estero El Soldado presenta una interesante transición vegetal que va desde el ecosistema de zonas áridas con la presencia de muchas especies del desierto Sonorense, vegetación de zona costera representada principalmente por bosques de Manglar y los pocos conocidos pastos marinos que aportan a la productividad primaria vegetal en zona acuática lagunar. Así es, como en un espacio de escasos metros de recorrido se puede disfrutar de una riqueza de plantas de contrastes y características fisiológicas (adaptaciones) muy interesantes.

A simple vista el desierto presenta vegetación muy homogénea, sin embargo, puede llegar a contener diversidad biológica muy grande, donde se desarrollan muchísimas plantas endémicas, es decir, muchas especies que solo las encontramos en estos lugares (colonizan regiones reducidas). Las especies más representativas del desierto presentes en el Estero El Soldado son La gobernadora (Larrea tridentata), El guayacán (Guaiacum coulteri), El Sahuaro (Carnegiea gigantea), entre muchas otras especiesmás. Dichas especies se caracterizan por desarrollar adaptaciones como el almacenamiento de agua para meses secos, baja productividad foliar (hoja caduca), desarrollo de espinas, etc, que les permiten un desarrollo, reproducción y sobrevivencia exitosa.

Más hacia la laguna (línea de costa) podemos encontrar a los manglares que se desarrollan en zonas que se inundan por efectos de las mareas, con paisajes impresionantes de contraste con tierra firme y la zona marina. En Estero El Soldado se pueden observar las tres especies más abundantes de México, tales como el mangle rojo (Rhizophora mangle), mangle blanco (Laguncularia racemosa) y mangle negro (Avicennia germinans). Éstos ecosistemas ya han sido estudiados por diversos autores, los cuales afirman que generan una alta productividad primaria que sirve de alimento para muchos organismos del sistema lagunar de los grupos de peces, crustáceos y moluscos. Además, es un hábitat que sirve de refugio para muchos organismos en etapas postlarvales que les permiten desarrollarse a etapas juveniles y adultas, es por ello que los manglares toman alta importancia para la conservación y producción de especies marinas de importancia económica como los camarones, jaibas, moluscos y peces.

Los pastos marinos son otro tipo de vegetación acuática sumergida presente en el Estero El Soldado, se caracterizan principalmente por tener adaptaciones de tolerar el agua salina, arraigadas por medio de sistema de raíces fuertes para soportar las corrientes de agua que fluyen desde mar abierto por el sistema lagunar. Los pastos marinos ofrecen un paisaje subacuático muy interesante, donde nos permite observar las praderas de pastos con asociación de fauna acuática de alta diversidad. La especie más abundante en Estero el Soldado es Zostera marina. Este ecosistema tiene alta conectividad funcional con los manglares y en algunos sitios con arrecifes de coral, ya que interactúan con el flujo de nutrientes y comparten el flujo de fauna (biomasa). Es un tipo de vegetación poco estudiada hasta el día de hoy, donde aún existe mucho conocimiento científico por descubrir, sin embargo, la importanciaradica en sus características como hábitat de refugio, desarrollo y alimentación de muchísimas especies de menor tamaño como crustáceos, anélidos, molusco, entre otros.

Es por ello que Estero El Soldado es ideal para visitar, estudiar, conservar y divulgar la biodiversidad tanto de fauna y flora presente. Y desde el enfoque de las plantas, nos muestra el contraste de vegetación de zonas áridas, halófitas en su zona costera y plantas acuáticas conocidas comúnmente como los pastos marinos. Un área natural protegida como El Soldado, establece los mecanismos para que se desarrolle tanto la conservación como el estudio científico de las especies vegetales que están allí presentes. Esto nos permite conocer más sobre éstas especies y como responden a las condiciones de ambiente de zonas áridas.

Referencias

Búrquez, A., & Martínez-Yrízar, A. (1997). Conservation and landscape transformation in Sonora, Mexico. J. Southwest. 39(3-4), 371-398.

CEDES, (2006). Boletín Oficial del Gobierno del Estado de Sonora. Declaratoria como área natural protegida Estero El Soldado con la categoría de zona sujeta a conservación ecológica. Boletín Oficial del Gobierno del Estado de Sonora.18 de mayo 2006. http://www.boletinoficial.sonora.gob.mx/boletin/images/boletinesPdf/2006/mayo/2006CLXXVII40III.pdf

García, E. (2004). Modificaciones al sistema de clasificación climática de Köppen. México, D. F., Inst. Geogr., UNAM. 124 p.

Güereca-Hernández, L. P. (1994). Contribuciones para la caracterización ecológica del Estero El Soldado, Guaymas, Sonora, México. Tesis de maestría. ITESM Campus Guaymas. 149 p.

Olivas-Silva, P., Villanueva, M., & Villalva-Atondo, A. I. (1996). Estudio sedimentológico de la laguna costera El Soldado, Sonora, México. Act. Ocean. Pac. 8(1), 95-108.

RAMSAR, (2018). The List of Wetlands of International Importance. https://www.ramsar.org/sites/default/files/documents/library/sitelist.pdf

Contribución:

Dr. Jony Ramiro Torres Velázquez.
Profesor Investigador del Instituto Tecnológico del Valle del Yaqui, Cd. Obregón, Son.

09 de mayo de 2020

¿Qué se investiga, quién lo hace, quién lo paga y para qué sirve?

Como hemos aprendido, en el Estero El Soldado (EES) convergen distintos ecosistemas en donde se desarrolla vida o lo que conocemos como biota, con adaptaciones específicas a las condiciones físicas o abióticas como el suelo, agua, temperatura. Por ejemplo, hay pastos marinos (Zostera marina) que viven sumergidos en el agua, y hay aves como los patos que vienen en invierno y se alimentan de los pastos marinos. Otro ejemplo es la planta terrestre gobernadora o hediondilla (Larrea tridentata), que alberga bajo su dosel a plantas como pequeñas cactáceas, y ambas son calves para la diversidad de insectos y artrópodos que viven en el EES. Las plantas y animales terrestres del EES están adaptados a condiciones en donde llueve solo unos meses al año y la temperatura máxima puede llegar a ser por encima de los 40°C en verano (García, 2004; CEDES, 2018).

Dadas las condiciones extremas en donde se desarrollan estos organismos hay procesos fascinantes que les interesan a diferentes profesionistas, hombres y mujeres dedicados al que hacer científico y de conservación, por ejemplo: biólogos, ecólogos, ingenieros ambientales, zoólogos, ornitólogos, oceanógrafos, hidrólogos, meteorólogos edafólogos, microbiólogos entre muchos otros. Personas de estas disciplinas y más realizan investigaciones científicas en el EES.

Se investigan una variedad de temas, aquí solo vamos a mencionar algunos por el espacio. Por ejemplo, se estudia la llegada de las aves migratoria que usan al estero como zona de alimentación, refugio, descanso, y anidación (CIAD Guaymas Dra. Jaqueline García y M. en C. German Leyva). Se investigan la ecología de las poblaciones de organismos acuáticos moluscos, crustáceos, peces, y su red trófica (CIBNOR Guaymas Dr. Alfredo Arreola y su equipo de trabajo), también se estudian procesos marinos como las mareas (CIBNOR Guaymas M en C Sara Burrola y ITG Dr. Pedro Rosales Grano) y climáticos (CIBNOR Guaymas Dr. Luis Brito). En cuando a la vegetación, se estudia la ecología de manglares y su papel en los ciclos biogeoquímicos especialmente el carbono (ITVY, Dr. Jony Torres y su equipo de trabajo), y también se estudia la eco meteorología de los pastos marinos, y los procesos de intercambio de energía, agua, y carbono entre el cuerpo de agua y la atmósfera (ITSON Obregón, Dra. Zulia Sánchez y su equipo de trabajo). En términos de restauración se investigan técnicas para la reproducción y establecimiento de las tres especies de manglar que hay en el EES (Biol. Milka Valenzuela y Biol. Salvador Jauregui).

Estos trabajos de investigación se llevan a cambo primeramente con mucha pasión de los participantes, y las colaboraciones institucionales. Sin embargo, también es necesario el financiamiento interno y externo. Entre los organismos que han financiado proyectos de investigación académica destacan cada institución a través de sus programas de fortalecimiento académico, SORCA, Conservación Internacional, CONANP (Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas), Congreso de la Unión ramo 33, y CONACYT (Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología), y la propia CEDES, entre otras muchas a las que se agradece el apoyo.

La información que se genera de estas investigaciones ayuda a evaluar las estrategias de manejo y conservación de distintas zonas del área natural protegida. Por ejemplo, se puede responder a preguntas relacionadas con las poblaciones de flora y fauna, o si los patrones de lluvia han cambiado, o si hay presencia de venados.

Referencias

CEDES, (2006). Boletín Oficial del Gobierno del Estado de Sonora. Declaratoria como área natural protegida Estero El Soldado con la categoría de zona sujeta a conservación ecológica. Boletín Oficial del Gobierno del Estado de Sonora.18 de mayo 2006. http://www.boletinoficial.sonora.gob.mx/…/2006CLXXVII40III.…

García, E. (2004). Modificaciones al sistema de clasificación climática de Köppen. México, D. F., Inst. Geogr., UNAM. 124 p.

Contribución:
Dra. Zulia Mayari Sánchez Mejía
Investigadora Titular del ITSON, Campus Ciudad Obregón, Son.
Correo Electrónico: zulia.sanchez@itson.edu.mx


10 de mayo de 2020

El día mundial de las aves migratorias

El viaje de vida de las aves: la migración

Muchas especies y/o grupos taxonómicos de animales realizan movimientos periódicos de un lugar a otro buscando condiciones adecuadas para realizar sus actividades vitales; a esto le llamamos migración. Este fenómeno se presenta en diferentes escalas; puede ir desde migraciones cortas de unos pocos kilómetros, a migraciones largas de miles de kilómetros. Pueden ser también movimientos a diferentes latitudes, como entre lugares de diferentes elevaciones. Los periodos de migración suelen ser de algunas semanas hasta prácticamente todo el año en constante movimiento; el patrón general es de seis a ocho meses.

Uno de los grupos de animales más estudiados en cuanto a migración (aunque hay mucho que descubrir aún) son las aves. Las aves tienen un papel fundamental en los ecosistemas al estar presente en la cadena trófica, siendo parte del flujo de materia y energía. Aportan servicios ecológicos necesarios para la agricultura al ser polinizadores, como los colibríes; reguladores de plagas, las aves rapaces; y limpiadores de la materia en descomposición, como los zopilotes.

En Norteamérica, la mayoría de las aves tienen un marcado movimiento de millones de individuos de sus zonas de reproducción a sus zonas donde pasan el invierno. Son un grupo con una gran capacidad de desplazamiento. Las señales ambientales que conducen la migración incluyen la temperatura del aire, la duración del día y la disponibilidad de alimentos. Algunas especies también son controladas por el ritmo circadiano, lo que significa que se activan por un reloj biológico. La información anterior es la suma del trabajo de gran número de ornitólogos que manejan diferentes técnicas de estudio que van de observaciones sistemáticas en campo, marcaje con anillos, señal de radares, y en años recientes, un aumento en el uso de dispositivos GPS que mandan señales a satélites geoestacionarios. Con todo esto, cada día sabemos más sobre la biología, ecología, rango de distribución y rutas de migración.

En cuanto a las aves que migran, México se encuentra en un lugar privilegiado. Se ubica en la transición de 2 regiones biogeográficas, Neártica y Neotropical. Así por su origen geológico, le confiere una compleja orografía con condiciones ecológicas y geográficas únicas. Se han reportado 340 especies de aves que se reproducen al norte del Trópico de Cáncer y pasan el invierno al sur de este; de estas, 117 son de hábitos acuáticas y 223 con hábitos terrestres.

Nuestra zona geográfica está influenciada por avifauna de diferentes orígenes. Podemos tener visitantes en nuestros humedales como aves playeras, patos y gansos procedentes de tan al norte como lo es el ártico de Alaska. Aves canoras, como los chipes, vienen de bosques de Canadá y Estados Unidos. Aves del desierto de Sonora que se mueven sin importarles la frontera política entre nuestro estado, Sonora, y el sur de Estados Unidos. También tenemos especies que vienen a pasar el verano, procedentes del sur del país. En Sonora, de un total de 556 especies; 233 se clasifican como migratorias de larga distancia y 50 como migratorias parciales.

El día mundial de las aves migratorias, estrategia para la conservación

Durante su viaje, las aves enfrentan innumerables desafíos a su supervivencia. La tasa de mortandad en aves migratorias es muy alta, tanto como un (anexar %). La pérdida del hábitat, la contaminación lumínica, las infraestructuras humanas, el cambio climático y los fenómenos naturales, son importantes factores que afectan a las aves en su migración. El cambio climático, por ejemplo, está tomando mayor efecto negativo en los patrones de migración. Debido a él, las fluctuaciones de alimento son muy marcadas, los eventos climáticos están en desequilibrio y las señales que marcaban la pauta para viajar han cambiado.

Como respuesta ante los problemas de conservación de las aves migratorias se han diseñado diferentes estrategias. La ciencia ciudadana es indispensable para ayudar en la conservación. Se ha llegado a la conclusión que el involucramiento de la sociedad en general, es importantísimo para tener los resultados deseados. El Día Internacional de las Aves Migratorias fue establecido en 2006 por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, como una campaña de sensibilización y concientización sobre las aves migratorias. En el continente americano los diferentes eventos han sido coordinados por la ONG Environment for the Americas (EFTA) desde 2007. Cada año el evento utiliza un tema diferente, en 2020 es “Las Aves Conectan Nuestro Mundo”, centrándose en dar a conocer el uso de tecnologías de monitoreo para descubrir las rutas utilizada por las aves migratorias en todo el mundo, destacando la importancia de conservar y restaurar los ecosistemas que apoyan los ciclos naturales esenciales. Las fechas cuando se celebran estos eventos son: segundo sábado de mayo en Canadá y los Estados Unidos (9 de mayo de 2020), y el segundo sábado de octubre en México, América Central y del Sur y el Caribe (10 de octubre de 2020). Es la suma de diversos eventos públicos tales como festivales de aves, programas de educación, exposiciones, expresiones artísticas-culturales y excursiones de observación de aves. Se hace hincapié que estas acciones se pueden llevarse a cabo en cualquier momento del año, ya que hay países o regiones que presentan las mayores migraciones en diferentes periodos del año. Al promover el mismo nombre de evento, tema de conservación anual y mensajes, se combinan nuestras voces en un coro global para aumentar la necesidad urgente de conservación de aves migratorias.

Otro evento a la par, que trata sobre la importancia de la conservación de las aves y que coincidió el 9 de mayo, es el Global Big Day (el Gran Día Mundial). Es la suma del esfuerzo de personas en todo el mundo que realizan conteos de aves en sus regiones. La meta es realizar el mayor número de registros y listados en este día. En la plataforma eBird (https://ebird.org/globalbigday) desarrollada por el Cornell Lab Ornithology se suben los datos y se siguen casi en tiempo real, mostrando las estadísticas de cada país, región, número de listados y especies, así como el número de participantes.

Este año, ambos eventos han sufrido modificaciones. Las disposiciones sanitarias que se establecieron ante la presente pandemia mundial del COVID-19, hicieron que se organizaran de diferente manera, debido a la recomendación de no celebrar eventos masivos en espacios abiertos como áreas verdes, parques, áreas naturales protegidas zonas rurales, etc. Las actividades se realizarán vía remota, con ayuda de la tecnología: exposiciones, conferencias, platicas; en modalidad de videoconferencia. Observar aves desde casa es la opción que tomaron los observadores de aves, redescubriendo las especies visitantes de patios y jardines, dándoles la importancia como componentes vitales en el espacio exterior del hogar.

Cerramos este texto retomando el problema que estamos viviendo con el desarrollo del SARS-CoV-2 y su relación con la conservación de las especies y su hábitat. Hace unos días, Amy Fraenkel, secretaria ejecutiva de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias de Animales Silvestres de la ONU, declaró:

“Muchas especies de aves están en declive en todo el mundo y una causa importante es la pérdida y destrucción de sus hábitats naturales. Dado que la destrucción de la naturaleza ha sido vinculada con algunos tipos de enfermedades infecciosas como las que el mundo está combatiendo hoy, las medidas para proteger las aves migratorias y sus hábitats son más importantes que nunca.”

Referencias

Medellín R. A., Abreu-Grobois A., Arizmendi M. del C., Mellink E., Ruelas E., Santana E. y J. Urbán. 2009. Conservación de especies migratorias y poblaciones transfronterizas, en: Capital Natural de México, vol. II: Estado de conservación y tendencias de cambio. Conabio, México, pp. 459-515.

Navarro-Sigüenza A. G., Rebón-Gallardo M. F., Gordillo-Martínez A., Peterson A. T., Berlanga-García. y L. A. Sánchez-González. 2014. Biodiversidad de aves en México. Revista Mexicana de Biodiversidad. 85: 476-495.

Somveille M., Rodrigues A. y A. Manica. 2015. Why do birds migrate? A macroecological perspective. Glob. Ecol. Biogeogr., 24 (6): 664-674.

Villaseñor-Gómez, J.F., O. Hinojosa-Huerta, E. Gómez-Limón, D. Krueper y A.D. Flesch. 2010. Avifauna de Sonora. En: F.E. Molina-Freaner y T.R. Van Devender, eds. Diversidad biológica de Sonora. UNAM, México, pp. 385-420.

https://ebird.org/globalbigday
https://www.unenvironment.org/…/las-aves-conectan-nuestro-m…
https://www.worldmigratorybirdday.org/


Contribución

M. en C. German Leyva García
Técnico Titular del Laboratorio de Ciencias Ambientales,
Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo, A.C., Unidad Guaymas

11 de mayo de 2020

Historia sobre la presencia humana en el Estero El Soldado

Iniciemos con una pregunta: ¿Qué ha sido El Estero El Soldado para la sociedad mexicana, sonorense y guaymense?; Para ello debemos de pensar en la evolución de su utilización y la misma evolución histórica de las sociedades que han tenido contacto con ese espacio y el ecosistema del Estero El Soldado. Parte de los objetivos del Área Natural Protegida (ANP) del Estero El Soldado es la educación dentro del ANP y la historia natural y humana es fundamental. Para responder a la primera pregunta, es necesario conocer la historia del género humano en el Noroeste de México, de Sonora y de la región de Guaymas y en los alrededores del Estero El Soldado. Sabemos que hay poca información, pero podemos “tejer” una historia, porque hay historia.

Desde el Pleistoceno, en la última glaciación, hace unos 12,000 años, cuando el hombre ya dominaba las herramientas hechas de piedra, madera y hueso, y había aprendido a dominar el fuego, y la caza, recolección, la domesticación de animales y el cultivo de alimentos de origen vegetal; luego pasar por la época prehispánica, la Colonia, el pasado reciente y llegar hasta al presente; solo para ubicarnos en esto; la tierra se creó hace aproximadamente 4,600 millones de años; el primer ser que consideramos vivo, apareció hace 3,700 millones de años. Ya en la era Cenozoica hace 5 millones de años aparece el primer homínido, el Australopithecus y hace 2 millones de años, en el periodo Cuaternario aparece el género Homo, al cual pertenecemos. Finalmente, hace aproximadamente 12 mil años, en el Pleistoceno, en el fin de la Edad del Hielo, aparece como especie y subespecie el humano: Homo sapiens sapiens, que significa “hombre sabio”.

En el Pleistoceno tardío Tribus Clovis, cazadores de megafauna, transitaron por corredores de Norteamérica entre placas de hielo, desde Alaska hasta los estados centrales de Estados Unidos, siguiendo manadas de mamuts y bisontes. Algunos campamentos se asentaron en el Río Mátape cerca de Guaymas. Las evidencias son los hallazgos de puntas de lanza entre 9,500 y 9,000 años a.C. Periodo Paleoindio (Sánchez, 2017). Hace 10,000 años hubo un cambio de clima de templado a desértico, por incremento de temperatura (Carpenter, 2013). Sin embargo, en el Holoceno tardío un grupo de Yumanos desciende del norte por la Península de Baja California y cruzando el Golfo de California, a la altura de las Grandes Islas alrededor de 2,500 a.C.-200 d.C. y que muestra la integración de los Seris. En la etapa prehispánica. Desde 800 años d. C y hasta 1,540 d. C., en la Fig. 1, en la costa central de Sonora con el movimiento hacia la costa sur de las bandas Seris, haciendo énfasis en los Hupanguaimas que se asentaron en lo que es el Norte de San Carlos y los Guaimas, hacia el Sur en el corazón del Estero El Soldado (Moser, 2017).

En la Sierra del Aguaje existen ilustraciones de pinturas rupestres (ver Fig. 2), que requieren profundizar estudios para determinar ¿a cuál de todos estos grupos pertenecen? y por otro lado, la formación de “conchales”, es otra evidencia de asentamientos humanos, pero en este caso, se ligan directamente, pues hay evidencias de ello en el Estero El Soldado (un conchal, resulta de una acumulación de conchas generadas por la colecta de moluscos para la alimentación de tribus y grupos del pasado, y donde se han encontrado, puntas de flechas, metates y manos de metates, cuchillos de piedra y otro tipo de herramientas y vestigios).

En la etapa colonial de 1540 hasta 1810, ocurre la llegada de españoles (Exploradores, Conquistadores y Misioneros) al Golfo de California, y coincide con la desaparición de los Guaimas. El 31 de agosto de 1769, se fundó el pueblo de San José de Guaymas por medio del decreto emitido por el Marqués de Gálvez. En el pasado reciente, de 1810 a 2006, sufrimos un proceso de industrialización portuaria y desarrollo urbano de Guaymas y en 1963 la fundación de San Carlos como comisaría y el nacimiento de San Carlos como destino turístico definiendo su vocación turística. Presente, a partir de 1992 se desarrollan iniciativas para proteger al Estero El Soldado como ANP. En el 2004, se crea el actual proyecto del ANP del Estero El Soldado con 4 objetivos rectores Conservación, Protección, Educación y Recreación. En el año 2006, se publica decreto de creación del ANP del Estero El Soldado, por parte del Gobierno del Estado de Sonora y desde entonces, como sociedad estos últimos 14 años hemos dado fe del compromiso por respetar y mantener este sitio, su historia humana y principalmente, su historia natural para la posteridad y las futuras generaciones, de las cuales hablaremos en su momento.


Referencias bibliográficas

Carpenter Slavens, John y Guadalupe Sánchez. 2013. Los cambios ambientales del holoceno medio/ holoceno tardío en el desierto de sonora y sus implicaciones en la diversificación del yutoaztecano y la difusión del maíz Diálogo Andino Nº 41,. Páginas 199-210
Contreras Barragán, B. E. (2017). La pintada Sonora de México, visita a la Cueva Pintada de Gáldar en Canarias. XXII Coloquio de Historia Canario-Americana (2016), XXII-118. http://coloquioscanariasmerica.casadecolon.com/…/article/vi…
Moser, Edward, W. 2017. Bandas seris. SIL-Mexico Branch Electronic Working Papers #021. http://mexico.sil.org/es/resources/archives/68830 ©2017 Instituto Lingüístico de Verano, A. C.
Sánchez, Guadalupe Instituto 2017. El Fin del Mundo, Sonora. Cazadores Clovis de megafauna del Pleistoceno Instituto Nacional de Antropología e Historia, Sonora 28 PUBLICATIONS 195 https://www.researchgate.net/publication/281545663 06 July 2017.

Contribución

Biól. Mauricio Cervantes Ábrego
Asesor de la CEDES en el Estero El Soldado, área natural protegida del municipio de Guaymas, Son.